Diego Mignacca presenta «Sustantivo»

Diego Mignacca presenta «Sustantivo», para poner de nuevo a las canciones en el centro de todo.

«Sustantivo» es el primer trabajo discográfico de Diego Mignacca y trae un vasto universo de historias, unidas por una bocanada de coraje, para ir por esos sueños que debieron esperar pacientemente su momento.

Cómo un manifiesto personal y una autobiografía, Diego da vida a estas canciones que brotan en un momento de quiebre, en el que lo genuino queda expuesto para reclamar su espacio. Recuperando esa tradición tan cordobesa de la trova, donde la canción brilla en la simpleza indivisible de la guitarra y la voz, «Sustantivo» refleja emociones reales. “Cosas de treintañero avanzando por la vida”, dice su autor. “Vengo de tierra de mucho folklore y en mi disco se puede entender que tengo una mezcla de todos. Hay canciones que me hacen oler el monte de atrás de casa, y otras me recuerdan las horas caminando a lo largo de la Cañada, en Córdoba Capital” cuenta Diego Mignacca y agrega “mis influencias pasan por diversos estilos, me fui haciendo de eso y compuse canciones que están bañadas en el Río Xanaes, tarareadas y grabadas en mis viajes diarios de Córdoba a Villa del Rosario. La ruta 13, la 9, el puente Negro, los algarrobos, las calles anchas de tierra , y el anhelo de pisar la gran ciudad.”

En tiempos donde todo parece llegar a un cuello de botella filtrado por la crisis y la transformación, la frescura de «Sustantivo» está justamente en su génesis, cómo un despojo de lo que ya no es necesario, no hace bien. “la búsqueda personal detrás del disco, fue salir del tedio de las oficinas, los jefes, los sistemas y estructuras heredadas, asumidas y destruidas en tiempo de perdida qué me puso al borde. «Sustantivo» y mi propósito como artista fue cantar la verdad, y la única verdad de la que me animo a hacerme cargo es la de ir hacia adelante dando mi música. «Sustantivo» es mi nacimiento discográfico, mi renacimiento espiritual y mi vuelta al deseo original” sostiene el cantautor.

En tiempos de singles y algoritmos, Diego Mignacca alumbra un disco atravesado por el concepto, cómo un todo en el que las canciones están interconectadas. Beto Frontera asumió la producción del disco, mientras que tres grandes músicos cordobeses hicieron su aporte: Kako Cornacchione, batería y percusión; Rafa Cocah en pianos, teclados y sintetizadores; las voces fueron curadas y coacheadas por Rodrigo Molina. Grabado en Estudio Santa Rita y Frontera Estudio. Mezcla y mastering en Desdémona Estudio y Sensei Mastering. El arte de tapa y diseños por Santiago Cappri.

También te podría gustar...