Perales confirmó que este año realizará una gira mundial despedida de los escenarios

José Luis Perales confirmó el pasado sábado 8 su romance inquebrantable con el público argentino al brillar durante más de una hora en el Festival de Peñas de Villa María. En una actuación histórica, recorrió muchos de sus éxitos, como Velero, Me llamas, Canción de otoño, Cosas de Doña Asunción, Y te vas, Y le llamaban la loca, Y cómo es él, para finalizar con Te quiero, que fue interrumpido en distintas oportunidades por la ovación de la gente.

Emocionado, el español recordó que en 1973, al editar su primer álbum, fue premiado antes en Argentina que en su país, reafirmando el estrecho vínculo que tiene con nuestra gente.

Finalmente, Perales confirmó que este año realizará una gira mundial despedida de los escenarios, que comenzará en mayo en España y se espera lo traiga una vez más a Latinoamérica antes de fin de año.

José Luis Perales es uno de los más grandes músicos españoles. Ha vendido más de 50 millones de discos y está considerado como el compositor latino más versionado. Aunque de él se puede asegurar que no necesita presentación, a continuación destacamos algunos datos de su biografía y su trayectoria profesional. José Luis Perales nació en Castejón, un pequeño pueblo de la provincia de Cuenca, el 18 de enero de 1945. Era el tercero de cuatro hermanos y desde pequeño aprendió a amar la música. Fue un alumno destacado en las clases de solfeo y su primer instrumento musical fue un laúd, con el que formó parte de la rondalla de su pueblo.

A los 13 años salió de Castejón para estudiar durante siete años, con una beca, en la Universidad Laboral de Sevilla. Con otros compañeros formó un grupo musical, The Lunic Boys. Las guitarras del grupo se las construyeron ellos mismos en los talleres de la Universidad. Su primer galardón lo recibió en un festival de música de la Universidad. Interpretó la canción Orfeo Negro y según confiesa, la copa con la que le premiaron sirvió para cogerse su primera “borrachera de éxito”. Continuó en Madrid los estudios de electrónica, que nunca terminó. Los abandonó y trabajó como delineante para poder vivir hasta que puedo dedicarse del todo a su gran pasión, la música.

EL AUTOR: Niebla, escrita a los dieciséis años en su cuarto de estudiante en Sevilla, fue su primera canción y el principio de una larga exitosa trayectoria como autor. A finales de los años sesenta, un grupo de amigos dueños de un estudio de grabación, sin él saberlo, presentaron una maqueta con temas de José Luis Perales a una compañía discográfica. Perales por aquel entonces solo soñaba con que alguna de las grandes voces del momento, como Nino Bravo, interpretara alguno de sus temas. El director de aquella compañía le aseguró que como cantante no tendría futuro, pero le propuso escribir canciones para los artistas de su discográfica. Así, compuso para gente tan dispar como Marián Conde, el grupo Tartesos, Basilio, Juan Bau, Jacobo, Fórmula Quinta…

Su nombre sonó rápidamente en la radio como autor de canciones para artistas de estilos y voces muy diferentes. Algunas sonaron, encaramándose a los primeros puestos de las listas, como Te conocí, del dúo Hierbabuena. Precisamente de la mano de uno de sus miembros, Josele, entró a formar parte como autor de la compañía Hispavox, escribiendo una canción para Jeannette, llamada Palabras Promesas, que dio título a uno de sus discos. Poco después escribiría para ella Por qué te vas, banda sonora de la película Cría Cuervos, del director Carlos Saura, y que después de más de varias décadas sigue siendo versionada por artistas de cualquier lugar del mundo y en cualquier idioma, incluido el japonés. Una larga lista de artistas ha grabado temas de José Luis Perales. Lola Flores, Rocío Jurado, Mocedades, Raphael, José Luis Rodríguez El Puma, Isabel Pantoja, Miguel Bosé, Paloma San Basilio, Vicky Carr, Vicente Fernández, Daniela Romo, Yuri, Alejandro Fernández o José Felicia- no son solo algunos de ellos.

PERALES INTÉRPRETE: A pesar de sus reticencias a entrar en un estudio de grabación y a tocar frente al público y dada la insistencia de Rafael Trabuchelli, José Luis Perales saca al mercado Celos de mi guitarra, que en dos semanas alcanzó el número uno en la lista de 40 Principales. Ese fue el éxito definitivo que le llevó a dejar el estudio de delineación en el que trabajaba. Siguió componiendo desde ese momento otros temas como Quisiera decir tu nombre, Y te vas o Cosas de Doña Asunción alcanzaron los primeros puestos de las listas de ventas desbancando al número uno habitual por aquel entonces, Camilo Sesto.

Su primer premio profesional fue la Ibérica de Oro por Cosas de Doña Asunción, que le entregó el periodista Luis del Olmo en el festival de Roda de Barà. Pocos días después le ofrecieron su primera actuación en la discoteca más importante en aquel momento en Barcelona, Don Chufo, local en el que debutó. A pesar del “miedo escénico” y de la poca afición de Perales por las actuaciones en directo, aquella de Barcelona fue un gran éxito.

Después vinieron Cleofás, en Madrid, y el inicio de una vida entera alternando composición y conciertos que le han “obligado” a vivir con un pie en España y otro en América, donde Perales es un fenómeno de masas. Después de cuarenta años, José Luis Perales sigue sintiendo los nervios del debutante cuando se coloca frente al público y continúa soñando con escribir su mejor canción.

También te podría gustar...